7 Leyes de la Agilidad que todo ScrumMaster debe conocer
1218
post-template-default,single,single-post,postid-1218,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-3.0.1,woocommerce-no-js,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-theme-ver-28.5,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive

7 Leyes de la Agilidad que todo ScrumMaster debe conocer

7 Leyes de la Agilidad que todo ScrumMaster debe conocer

En el mundo de la Agilidad hay 7 leyes que conocemos y aplicamos. Si bien no es que sean «Las 7 leyes», sí que es cierto que nos inspiran muchas veces y que pueden ayudarte con tu trabajo como ScrumMaster o Agile Coach.

Son las siguientes:

LEY 1: Dude’s law (David Hussman).

«El valor real aportado se calcula como el “para qué” dividido entre el “cómo”». Está claro que el numerador (para qué) será importante porque nos habla de qué conseguiremos o aportaremos (valor). Ahora bien, el denominador también hay que tenerlo en cuenta puesto que si el «cómo» es demasiado esforzado puede entonces que no valga tanto la pena realizar esa tarea.

Esta ley como ScrumMasters o AgileCoach la aplicamos cada vez que en una “Sprint Planning” tenemos un ProductOwner enfocado en querer introducir en el backlog de sprint una tarea o una historia de usuario, que si bien aporta valor, puede colapsar al equipo por su gran tamaño o su gran dificultad. En ese momento ponemos límites al PO dado que el valor real aportado no solo debe tener en cuenta la opinión o el valor medido por el cliente, sino también la dificultad de realización.

LEY 2: Ley de Parkinson.

«El trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible para que se termine». Si le das a una persona 2 horas para realizar algo, es probable que acabe tomándose todo el tiempo perfeccionando y puliendo la actividad y ocupando las 2 horas. Si le das 1 hora para la misma tarea es más probable que se dedique solo a la parte importante que aporta valor y no caiga en perfeccionismo. “Suficientemente bien por ahora”.

Como ScrumMaster aplicas soluciones a la Ley de Parkinson sencillamente al trabajar con Sprints cerrados de duración fija. Cuando tenemos un tiempo disponible fijado para realizar una serie de tareas o para implementar una serie de historias de usuario evitas que el equipo dedique más tiempo del necesario a la realización de tareas. Cierto es que quizá deberías ofrecer tu apoyo a determinadas personas del equipo que tengan tendencia al “perfeccionismo” (las reconocerás por frases como “Necesito un poco más de tiempo que estoy puliendo la tarea” o tipo “La tarea aún no está al nivel de calidad que debe estar – siendo que el nivel de calidad que esta persona considera es un 10 sobre 10, o sea perfecto- ).

LEY 3: Ley de Goodhart.

«Cuando un indicador se convierte en el objetivo, pierde el contenido informativo y ya no se puede utilizar como medida». No confundir propósito o resultado esperado con el indicador.

Leí una vez una historia (desconozco el creador o creadora) que explicaba que si tu le pides a un pescador que te traiga 100Kgr de pescado y conviertes el indicador en el objetivo, ese pescador te puede traer 100Kgr de “pezqueñines” o sea pescaditos miniatura que apenas sirven para venderse ni para comerlos (De hecho en algunos paises están prohibidos por ser perjudiciales para la pesca). Cuando la persona tiene un Objetivo Clave (tipo OKR’s) cualitativo, es más fácil que cumpla con el objetivo de traerte 100kgr de pescado que te sirvan para vendérselos a restaurantes.

LEY 4: Ley del instrumento o Ley del martillo.

«Si la única herramienta que tienes es un martillo, tratarás cualquier cosa como si fuera un clavo». Es una ley que habla de un sesgo cognitivo que nos avisa de la excesiva dependencia de las herramientas que nos son familiares (por ejemplo la planificación predictiva). Se trata de una tendencia en reutilizar una tecnología o herramienta que nos ha resultado útil en el pasado (predictiva), aunque ya no sea la más adecuada para el presente (VUCA).

En la agilidad muchas veces la labor del AgileCoach es facilitar encuentros para revisar si las herramientas, artefactos o prácticas agiles que estamos siguiendo todavía nos son tan útiles como hace un tiempo o si resulta que ya es momento de actualizar alguna de ellas. Por ejemplo, a veces cambian los proyectos y empezamos a necesitar hacer entregas más continuas, pero si nos hemos acostumbrado a Scrum solo se nos ocurre reducir los sprints, cuando a lo mejor la solución pasaría por “abandonar” Scrum y pasarnos a trabajar con Kanban en la gestión del proyecto.

LEY 5: Ley de Humphrey.

«Los usuarios de nuestros servicios no saben lo que quieren hasta que no ven un prototipo en funcionamiento». Esto es bastante habitual en entornos volátiles y complejos. Por tanto ten cuidado con las especificaciones iniciales de un proyecto o servicio si no han sido dadas directamente por el/la cliente o usuario/a.

Aplicamos como ScrumMasters esta ley cada vez que insistimos en que para validar “suposiciones” o “hipotesis” sobre lo que nuestros clientes o usuarios necesitan tenemos que llegar a entregar un MPV al mercado y que sean los propios usuarios los que nos digan si hemos cubierto o no sus necesidades.

LEY 6: Ley de Little.

El origen de esta ley son las Teorías de las Colas. Esta ley demuestra las relaciones entre el tiempo de entrega, todo el trabajo que tienes en curso simultáneamente (work in progress) y el rendimiento. Es la razón por la cual la multitarea es una mala idea.

Como AgileCoach promueves esta ley cuando propones a un equipo que trabaja con Kanban que reduzca el WIP en sus columnas de DOING después de ver que los tiempos de entrega medios crecen.

LEY 7: Ley de la proximidad (Propinquity Law).

La probabilidad de que dos personas se comuniquen es inversamente proporcional a la distancia (física o psicológica) entre ellas.

Como ScrumMaster promueves esta ley cada vez que propones aplicar más el principio Agile de “La mejor y más eficiente forma de comunicarnos es cara a cara” (te guste más o menos es así). Al promover este principio ágil estás mejorando la comunicación. El correo-e tiene una mayor distancia física y psicológica que una conversación cara a cara, y por tanto tiene y genera más dificultades de comunicación.

Espero que estas ideas y leyes te sean útiles y las puedas aplicar.

Juan Antonio

Juan Antonio Gómez es consultor de transformación cultural Agile. Trainer certificado de ScrumManager(R). Investigador y Divulgador de Agilidad Organizativa y Técnica . Coordinador Académico y profesor de Agile y AgileLeadership en universidades y Escuelas de Negocio. Experto en DesignThinking para ProductOwners. ScrumMaster nivel Autoridad. Fundador de la plataforma y escuela hragile.online, ha acompañado en procesos de transformación Agile y/o ha formado en Agilidad Técnica a cientos de profesionales de empresas como Cellnex Telecom, SGAE, HotelBeds, Gameloft, Codorniu, Sedatex, Seat, CeloFixing, KernPharma, Gonvarri Industries, Luxottica, McDonalds, Indukern, Stefanini, Rubi, AirProducts, Credibanco, Schneider Electric, etc

Juan Antonio Gómez, Equipo Originn

Si necesitas contactarme puedes buscarme en Linkedin: pulsa aqui

UserName LastName
jagomez@originn.es
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.